Bergen, un “must” en tu viaje a Noruega

Me habían hablado muy bien sobre Bergen.

Y después del descubrimiento que había supuesto Oslo, sabía que superaría mis expectativas.

Esta ciudad noruega (la segunda más poblada del país) ha sido galardonada varios años con el premio de Ciudad Europea de la Cultura, pero además mezcla como pocas la naturaleza típica de los bosques escandinavos con la vanguardia de una ciudad del norte.

Una de las actividades que más disfruté fue subir a lo más alto del Monte Fløyen con el funicular Fløibanen.

El viaje dura apenas 8 minutos y las vistas son alucinantes.

De hecho, ¿sabes qué tienen en común Roma y Bergen? Que ambas está rodeadas por siete colinas (“de syv fjell” en su versión noruega).

Desde los miradores puedes disfrutar de unas increíbles vistas de la ciudad y, si viajas con niños, los peques lo pasarán genial en su “miniviaje” por la colina.

No te preocupes si llevas cochecito, ya que las instalaciones están perfectamente adaptadas.

Como dato curioso te diré que los noruegos suelen tener tres, incluso cuatro hijos, por lo que verás que hay muchas actividades diseñadas especialmente para ellos.

Definitivamente, Noruega es un país idóneo para viajar en familia. ¡No me canso de recomendarlo!

Imponente, Monte Fløyen en Bergen.

Imponente, Monte Fløyen en Bergen.

Otro de los lugares de visita obligada es el Bryggen (en noruego muelle o embarcadero). De hecho, cuando buscas imágenes de Bergen, siempre te encuentras con esta postal de casas de madera multicolor.

Más curiosidades… Tantas edificaciones de madera convirtieron a Bergen en la ciudad de los incendios durante una época. Afortunadamente, a día de hoy cuentan con los sistemas contra incendios más eficaces de Europa (puedes verlos en los edificios públicos). Así que todo está a salvo.

Bryggen, embarcadero en Bergen.

Junto al muelle encontrarás el mercado de pescado de Torget. Es muy singular y hay algunas cosas que me llamaron la atención. La primera es que los tenderos hablan un inglés súper refinado, la segunda es que había puestos en los que también hablaban en español, y la tercera es que admiten pago con tarjeta de crédito 😉

Algunas de las especialidades que puedes probar allí son las gambas cocidas, salmón, ostras frescas, bacalao y arenque en escabeche. También puedes tomarte un sandwich de caviar (suena glamouroso, ¿no?) Y si te “atreves”, puedes probar la carne de ballena o de reno.

Pero tu viaje a Bergen estaría incompleto sin visitar los Fiordos Noruegos.

Desde aquí encontrarás cantidad de tours con los que cruzar los Fiordos más emblemáticos.

Y si quieres explorarlos de una forma diferente y más activa, el kayak, el rafting y las excursiones en canoa son una excelente opción y una manera de ver de cerca cómo se comporta la naturaleza.

Fiordos en Noruega, ¡No te lo puedes perder!

Fiordos en Noruega, ¡No te lo puedes perder!

Yo me quedé con las ganas por falta de tiempo, pero quiero probarlo la próxima vez que vaya (¡apuntado queda!)

¿Cuántos días necesitas para visitar la ciudad? Te recomendaría que 3 o 4. Eso sí, si viajas a Bergen en verano, reserva tu alojamiento con antelación, nuestros Dream Travel Makers sin duda te pueden ayudar con ello para evitar sorpresas, ya que la ciudad está súper solicitada en esta época del año.

¿Te librarás de la lluvia en verano? Pues… ¿quién sabe? Se estima que llueve 260 días de los 365 días del año. Por eso se le conoce como “la ciudad de la lluvia”, pero los habitantes de Bergen hacen suyo el refrán de “a mal tiempo buena cara”, y están considerados los noruegos más abiertos y simpáticos del país.

Día nublado en Bergen. ¡La perfección!

Día nublado en Bergen. ¡La perfección!

Doy fe de ello.

En mi caso, me llovió uno de los 3 días. No está mal 🙂

La clave es ir bien equipado con un chubasquero o paraguas, calzado “extra” y una muda en la mochila, por lo que pueda pasar.

Y dejo para el final un viaje que me dejó completamente fascinada, emocionada y con ganas de más: el famoso tren de Flåm.

Tomamos un tren en Bergen que nos llevó hasta Myrdal (el trayecto dura unas dos horas), y desde allí pudimos enlazar con el tren que hace el recorrido Myrdal-Flåm ida y vuelta. Puedes consultar horarios y tarifas aquí

El Tren de Flåm fue nombrado el viaje en tren más increíble del mundo por Lonely Planet en 2014. Para mí, desde luego, lo ha sido.

El paisaje escarpado, la fusión de verdes y azules, la profundidad del fiordo… te hacen sentir pequeñito y un auténtico privilegiado ante tanta belleza (igual suena un poco cursi, pero es la pura realidad).

Es uno de esos lugares que no puede dejarte indiferente. ¡Tienes que ir! (y a la vuelta me lo cuentas 😉

El Tren de Flåm

El Tren de Flåm

Y después de esto… ¿estás pensando en viajar a Bergen? ¿Necesitas ayuda para preparar tu viaje? Pues no dudes en contactarnos. Estamos deseando diseñar tu viaje. Si prefieres comunicarte por Whatsapp, escríbenos a +34 606 65 35 76.

Entrada anterior
5 razones para viajar a Oslo en familia este verano
Entrada siguiente
Cómo dejar boquiabiertos a tus hijos en tu viaje a Tenerife

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo

Acepto la política de privacidad. *

Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Entradas relacionadas

Menú