7 tips para tu viaje al corazón del Tirol: Innsbruck

Hacía tiempo que quería viajar a Austria.

Mi pasión por el deporte blanco me ha hecho soñar con sus alucinantes e interminables pistas y con esos esquiadores expertos deslizándose sobre la nieve (que conste que yo hago mis pinitos, pero por estos lares hay mucho nivel :P)

La cuestión es que cuando mi amigo Carlos Aznar me comentó que participaba en el Iron Man en el corazón de Austria, pensé que había llegado mi momento.

 

Hoy te llevo de viaje a Innsbruck, la capital del Tirol austriaco y el paraíso para miles de esquiadores 😉

 

El Tirol austriaco parece un cuento, pero es real.

Innsbruck¿Has oído hablar de la región del Tirol? Es uno de los destinos más espectaculares de toda Europa, con los Alpes de fondo, valles y pueblecitos al más puro estilo Heidi, y castillos y palacios de cuento. La mejor manera de recorrer esta zona (y lo que te recomiendo) es el coche. Tendrás plena libertad de movimiento para poder detenerte donde y cuando quieras. Y créeme que lo harás cada dos por tres 😉

Recorrer el valle del río Inn (Eno en español y principal afluente del Danubio, para más señas) es alucinante. En nuestro caso, nos quedamos en la parte austriaca, pero su recorrido completo te lleva por un lado hasta Suiza y por el otro hasta Alemania (unos 500 km en total).

Pero hablemos de Innsbruck. Que me lío. Lo cierto es que los emperadores tenían buen gusto, para qué nos vamos a engañar. Precisamente por eso, eligieron esta ciudad y la convirtieron en el lugar de referencia de la dinastía de los Habsburgo.

¿Y dejaron huella?

Lo hicieron, y podrás disfrutar de ella en palacios, castillos e iglesias. Pero más allá del centro histórico medieval, Innsbruck se ha adaptado al tiempo actual y ha “rejuvenecido” con su ambiente universitario y obras de arquitectura moderna y vanguardista.

 

3 “imprescindibles” para visitar en Innsbruck.

  1. Innsbrucker Nordkettenbahnen

nordketteLo reconozco. Me chiflan las vistas panorámicas. Por eso en Innsbruck no lo pensé dos veces y subí a lo más alto. Al norte de la ciudad encontrarás el famoso teleférico del Nordkette, que parte desde el mirador de Hungeburg (una villa de menos de 1000 habitantes impresionante).

¿Cómo llegas a este mirador? Tienes 3 opciones:

  • En el autobus urbano “J”.
  • En coche.
  • En funicular desde el centro de la ciudad (desde la estación de Congress, pasando por las paradas de Loewenhaus y Alpenzoo).

Las 4 estaciones Congress Station- Loewenhaus-Alpenzoo-Hungeburg son obra de la arquitecta Zaha Hadid. Merece la pena verlas iluminadas por la noche. ¡Son espectaculares y sentirás que te transportas al mundo Frozen!

Volviendo a Hungeburg, desde aquí accedes al primer teleférico del Nordkette hasta la estación de Seegrube (1.960m) y después (de manera opcional aunque sumamente recomendable), puedes subir al segundo teleférico desde Seegrube hasta el punto más alto del Nordkette, que es la estación de Hafelekar (casi 2.300m).

Las vistas te dejarán sin aliento y podrás ver cómo los aviones despegan y van más bajos que tú. Una sensación rara pero chulísima.

 

 

  1. Bergisel Ski Jump

bergisel¿Tienes recuerdos del día de Año Nuevo viendo saltos de esquí? Para mí, que soy una enamorada de la Navidad, es algo imborrable. Creo que por eso me hizo tanta ilusión visitar el escenario de estos saltos. Y es que ¡ver un trampolín olímpico no sucede todos lo días!

Si tienes suerte (como fue mi caso) puedes ver a chicos y chicas jóvenes entrenando. Su disciplina, destreza y valentía es admirable. Y más, cuando ves el paisaje sin nieve y sabes que las vistas del saltador cuando se prepara en la pista son las del cementerio de Innsbruck L. La subida a Bergisel es en tren en un primer tramo y después en ascensor, que te lleva a una cafetería-restaurante con unas vistas increíbles.

Para mí, Bergisel ha sido un sueño cumplido 😉

 

 

  1. The Golden Roof (Goldenes Dachl) y el Casco Antiguo de Innsbruck.

The Golden Roof innsbruck

Pero volvamos al Centro.

Las postales de Innsbruck tienen a un claro protagonista: The Golden Roof. Es un edificio que se construyó para celebrar el segundo matrimonio del Emperador Maximiliano allá por el 1493 (¡menudo regalito de bodas!)

Su techo recubierto de tejas de cobre de color dorado, y los edificios blancos que tiene alrededor, lo convierten en el foco de los flashes y los selfies 😉 Merece la pena recorrer la calle peatonal, llena de tiendas de souvenirs y adornos navideños. ¡Ah! Y si te gustan los cristales de Swarovski, no dejes de visitar la enorme tienda que hay en esta misma calle. Son tres plantas cubiertas de cristal que brillan tanto o más que el Golden Roof.

 

 

 

7 tips para tu viaje al corazón del Tirol: Innsbruck.

 

Y para terminar… ¡tips de viaje austriacos! Que sé que te gustan 😉

 

  1. Para desayunar: si quieres un desayuno BBB te recomiendo que busques una panadería Ruetz. Tienen unos packs de desayuno con café, panecillo a elegir, mantequilla y mermelada, que están fenomenal. Puedes ver todas la panaderías de la cadena aquí 

 

  1. Para comer: si quieres probar la contundente y deliciosa comida austrica, te recomiendo hacer una visita al restaurante Stiftskeller; Buena comida, buen precio, buena cerveza y… ¡encontrarás la carta traducida al español! (se agradece el gesto, ¿verdad?)

 

  1. Para comprar: las tienda abren de 9 a 18h de forma ininterrumpida (aunque las tiendas de souvenirs suelen abrir hasta más tarde). Pero, ojo, los domingos está todo cerrado. Si buscas un súper, en la estación de tren hay uno de la cadena MPREIS que abre de 6 a 21h (tienen otro en el centro junto al Golden Roof, pero con horario habitual).

 

  1. Para tomar una copa: si después de un intenso día “turisteando” te quedan ganas de salir, puedes ir a tomar una copa al Bar-Restaurante Orangerie. Buen ambiente, pleno centro y, por si tenías dudas sobre los horarios austriacos, cierran a las 2:00 am. Y si buscas un local más “chic”, no te pierdas el 360 Degrees

 

  1. Para tu momento dulce: hay dos cosas que tienes que probar en Innsbruck sí o sí, la tarta Sacher y el strudle de manzana. Me relamo solo de pensarlo 😉 Para la Sacher visita el Café Sacher y para el strudle te recomiendo el Strudel-Café Kröll. Si después de esto te quedan más ganas de dulce, entra en Valier (en su web ya puedes ir abriendo boca)

 

  1. Para ahorrar: Innsbruck tiene su propia tarjeta de descuentos, ¿Merece la pena? Depende. Si quieres visitar varios lugares turísticos de la ciudad, incluyendo museos, palacios y teleféricos, te compensa.

 

  1. Para evitar sorpresas: chubasquero siempre a mano. Las nevadas empiezan en noviembre y duran hasta bien avanzado marzo, pero en verano te puede llover y necesitarás llevarte una chaqueta abrigadita (¡las montañas están muy cerca!)

 

¿Necesitas ayuda para preparar tu viaje a Austria? Haz clic aquí  y crearemos un recorrido a tu medida. ¿Prefieres contactarnos por Whatsapp? Entonces escríbenos a +34 606 65 35 76.

 

Y si prefieres organizar el viaje tú mismo y quieres recorrer Austria con completa libertad, consulta nuestras ofertas en alquiler de coches ¡Te van a sorprender!

Entrada anterior
Lisboa, una escapada obligatoria para este otoño.
Entrada siguiente
¡Luna de Miel en PUNTA CANA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo

Acepto la política de privacidad. *

Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Entradas relacionadas

Menú