Lisboa, una escapada obligatoria para este otoño.

Llevaba tiempo pensando en hacer una escapada a Lisboa, pero al tenerla tan “a mano” siempre surgía otro destino que me motivaba más.

Ahora me pregunto por qué no la habré visitado antes 

Y es que Lisboa es una de las ciudades más visitadas por los españoles: por su cercanía, por su gastronomía y porque nos hace sentir como en casa.

En apenas 48 horas me ha conquistado. Te cuento por qué.

Flechazo 1. El Oceanário.

Ya sabes que el mundo submarino me tiene loca y que muy pronto seré una experta buceadora (por cierto, aquí tienes unos consejillos si estás empezando)

El tema es que después de visitar el Oceanográfic de Valencia (el más grande de Europa), tenía que visitar el que ocupa la segunda posición del ranking.

El Oceanário está considerado como el mejor acuario del mundo según Tripadvisor.

Una de las cosas más singulares es que en el tanque central conviven especies de diferentes océanos, y eso lo hace especialmente exótico y único.

La visita dura algo más de dos horas. Merece la pena dedicarle media mañana o media tarde.

Y las fotos son chulísimas 😉

Flechazo 2. Los tranvías.

¿No crees que los tranvías tienen un punto romántico? Yo siempre lo he pensado.

Así que si vas viajas con tu amore, no dejes de recorrer las calles de Lisboa subida a un tranvía.

Es una de las estampas más pintorescas, pero no por típica deja de ser imprescindible.

¿El mejor recorrido? Te recomiendo que tomes el tranvía 28, que es el que recorre la ciudad de punta a punta, desde la Alfama a Belem.

Y cuando llegues allí… ¡te espera una dulce sorpresa!

* ¡OJO! Vigila tu bolso y tu mochila este recorrido de la línea 28, especiamente si hay mucha gente. Es uno de los sitios preferidos de los carteristas 

Flechazo 3. Los pastelitos de Belém.

Los pasteles de Belém son unos pastelitos de nata que podrás encontrar en cualquier pastelería de la ciudad.

Pero el atractivo del barrio de Belém es que aquí se encuentra la fábrica y que la puedes visitar.

¿Qué te puedo decir de los pastelitos? Que están buenisí-si-mos y, como viajaba en coche, me llevé un par de docenas a modo de souvenir.

Un buen plan para la hora de la merienda (y resuelto el tema de “qué les llevo a la familia y los amigos”. ¡Quedarás como una reina!)
* Los pastelitos aguantan bien hasta tres días después de comprarlos, por lo que resistirán bien tu viaje de vuelta.

Flechazo 4. El paseo en Barco.

Me encantan las ciudades con río y, en este caso, menudo río.

Así que no me lo pensé dos veces. ¡A cruzar el Tajo en barco!

Puedes contratar un tour, pero no es necesario. Simplemente puedes subir a alguno de los barcos que hacen el recorrido: “centro de Lisboa – alguna de las localidades de la orilla del río”.

La ruta más conocida es la de Cais do Sodré a Cacilhas. Puedes ver toda la info sobre los ferrys en Lisboa aquí.

Y tienen una ventaja adicional, te ahorrarás los clásicos atascos en la ciudad.

¿Curiosidades sobre Lisboa? Muchas. Pero estas son las que más me han sorprendido.

1. Horarios europeos. Olvídate de comer a las 15:00 y cenar a las 22:30. Los horarios portugueses no son como los nuestros. Así que, para evitar sorpresas y que te encuentres las cocinas cerradas, adelanta tus horarios de comida.
2. Plato único. Los snack-bar y las cafeterías son la manera más fácil y barata de comer en Lisboa. Puedes comer con un plato único porque suelen ser bastante abundantes.
3. Calzado cómodo y sin tacones. Deja en casa los tacones finos. En Lisboa no te harán falta. Las calles están pavimentadas con adoquines pequeños y es muy fácil que se queden encajados en los huecos que hay entre ellos. Y ¡ojo también con los zapatos de suela resbaladiza!
4. Buenos vinos, buena cerveza y caipirinhas. Los vinos son muy apreciados en Lisboa y en el Barrio Alto encontrarás locales con buena cerveza. Además, la influencia de los inmigrantes brasileños se siente en el ambiente y en sus caipirinhas 😉
5. Elevadores. Además de los típicos tranvías hay 3 funiculares en Lisboa (se les conoce como elevadores): Lavra, Bica y Gloria. Sus recorridos son cortos pero muy curiosos. Te salvarán de subir algunas de las pendientes más inclinadas de la ciudad.
6. Estádio da Luz. Ya sabes que mi afición por el fútbol es total (te lo contaba aquí http://www.viajamor.com/blog/de-madrid-al-cielo-los-secretos-del-estadio-santiago-bernabeu/ ) así que no podía dejar de visitar el estadio del Benfica. ¿Sabías que en 2006 entró en el Libro Guinness de los Récords por ser el club con más socios de todo el mundo? ¡Esto es afición!
7. Y una última curiosidad sobre arquitectura y monumentos. El puente 25 de Abril fue diseñado por la misma compañía que el Golden Gate y la estatua del Cristo Rey es una copia del Cristo Redentor de Río.
Lisboa es una ciudad súper acogedora y un lugar perfecto para desconectar de la rutina. Saldrás de España y te sentirás como en casa, saborearás su deliciosa gastronomía (que no falte el bacalao) y disfrutarás del bullicio y de su intensa vida cultural. 100% recomendable.

¿Necesitas ayuda para preparar tu viaje a Lisboa? Haz clic aquí y crearemos un recorrido a tu medida. Si eres más de Whatsapp, escríbenos a +34 606 65 35 76 o comunícate ahora mismo con nuestros Dream Travel Maker a través del chat en línea.

Y consigue toda la libertad que necesitas para tu viaje con estas ofertas en alquiler de coches

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *