Carlos Aznar y su experiencia Ironman en primera persona

Siempre he admirado la fuerza de voluntad y la disciplina de los atletas.

La pasión por su deporte y la constancia con la que se entrenan, les hacen superar sus propios límites una y otra vez. Es por eso que me hace especial ilusión hablarte de Carlos Aznar. Él lleva varios años participando en la prueba más exigente del triatlón: el Ironman.

Y yo, me moría de ganas de saber qué se le pasa por la cabeza a un deportista como él cuando las fuerzas parecen flaquear, qué hace para superar esos momentos y cómo se prepara para una disciplina que parece, literalmente, de otro planeta 😉

¡Ah! Y, cómo no, ¡también quería que me hablara de sus viajes a Hawái! Porque allí es donde se celebra su “prueba reina”.

Es tu turno, Carlos. ¡Gracias por participar en el Blog de Viajamor!

 

carlosaznar_3

¿Cómo empecé con todo esto?

En mi caso fue una cuestión de superación. Llevaba unos años haciendo triatlón de corta y media distancia, y me di cuenta de que en las puebas largas me sentía más competitivo. Así fue como en 2010 decidí participar en mi primer Ironman en Roth (Alemania.) Y no he dejado de hacerlo hasta ahora. Lo cierto es que ya no imagino cómo sería mi vida sin practicar este deporte, ya que el entrenamiento forma parte de mi día a día.

¿Es complicado?

Al principio lo es. Especialmente para quien no tiene integrada la actividad física en su vida. El impacto de introducir de golpe la práctica de triatlón de larga distancia es brutal, por la cantidad de horas que supone. Por eso es tan importante que tu entorno se adapte a esta nueva realidad. El apoyo de tu familia es fundamental. Y en mi caso, afortunadamente, lo he tenido desde el principio.

Además, cuando te preparas para un Ironman llegas a desarrollar una disciplina y una organización que hasta ese momento desconocías.

Y eso hace que puedas encajar todas las piezas del puzzle de tu vida (trabajo, familia, amigos y ocio). Para que te hagas una idea, una persona que empieza de cero a preparar un Ironman, puede necesitar entrenarse durante 2-3 años de manera regular de 10 a 20 horas semanales (dependiendo las épocas). Para una persona ya entrenada y con experiencia previa en la distancia, suele suponer entre 16 y 20 semanas de entrenamiento especifico, llegando a los 400-450 km de bici, entre 50 y 70 km de carrera a pie y de 15 a 20 mil metros de natación a la semana, en las semanas más duras.

Como ves, son muchas horas de entrenamiento y eso exige organización extrema. Pero todo ese esfuerzo tiene su recompensa. Y llega el día de la prueba. Ese día, si vas con los deberes bien hechos y has entrenado suficiente, los momentos de flaqueza son pocos, y suelen deberse a pequeños episodios de falta de hidratación y/o energía. Es por eso que tiendo a racionalizarlo y no entro en el desánimo. ¡Todo lo contrario! Cuando eso sucede, mi principal pensamiento va encaminado a beber y comer adecuadamente para restablecer niveles óptimos. En los últimos kilómetros la fatiga acumulada suele mermar las fuerzas, por eso es súper importante sobreponerse cuanto antes y pensar en todo el trabajo y sacrificio que se ha realizado durante meses para llegar a ese punto.

Y pensar en la satisfacción de vencer a la distancia.

Si pudiera darle un consejo a alguien que está empezando y aún no ha participado en un Ironman le diría que sea paciente, y que no queme etapas ni tenga prisa. El morbo de ser “finisher” de una prueba de Ironman es muy elevado y suele llevar a que, a menudo, nos lancemos a la aventura de forma precipitada, con las consecuencias que eso tiene sobre nuestra salud y nuestro entorno. Es muy importante coger experiencia en distancias más cortas y aprender a disfrutar de ellas. Y mejorarlas. Una vez conseguido eso, es cuando le recomiendo dar el paso hacia distancias mayores.

También es fundamental no perder el norte, es decir, no dejar de lado aspectos como los amigos y la familia por dedicarle más tiempo a los entrenamientos. Esto sucede a menudo y está motivado por las ganas de dar el máximo de nosotros mismos, llegando a perder la percepción de lo que es realmente importante. Paciencia y foco con esenciales, junto con el apoyo de tu entorno.

¿Que cuál es mi próximo reto?

Intentar alcanzar el pódium en mi grupo de edad en el mundial de Ironman en Hawái

Gracias por tu invitación, Mer. ¡Nos vemos en Hawái! 😉

¿Te han entrado ganas de viajar a Hawái? Haz clic aquí y crearemos un viaje alucinante para ti. Si eres más de Whatsapp, escríbenos a +34 606 65 35 76 o comunícate ahora mismo con nuestras Dream Travel Maker a través del chat en línea.

Entrada anterior
¡Viajemos al pasado en Grecia!
Entrada siguiente
Hawaii: el destino soñado para los Ironman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo

Acepto la política de privacidad. *

Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Entradas relacionadas

Menú