El Ávila- Caracas

La experiencia caraqueña: El Ávila

No sé si es por la fecha o porque tantísimos amigos venezolanos han llegado a Madrid en los últimos meses emigrando, pero he estado un poco nostálgica, recordando las cosas que disfrutaba cuando viví en Caracas, y fue cuando me dije a mi misma… Mer, ¿por qué no compartir con tus lectores la experiencia Caraqueña? Y es que cada ciudad del mundo tiene sus bien llamados “Must” (os recordaréis el post sobre Bergen, un “must” en tu viaje a Noruega), cosas, lugares, comidas o experiencias que se deben vivir para decir que realmente se conoce un lugar.

Si estás por visitar la hermosísima capital venezolana, contacta con nuestros Dream Travel Makers  que te apoyarán con toda la logística para que solo te concentres en visitar estos lugares, así que sin más, acá os dejo una serie de artículos que definen la verdadera experiencia caraqueña.

 Visitar el Ávila

“Caraqueño que se respeta ama al Ávila como a su madre”, solía decir un gran colega mío, el cerro Ávila es el complejo de montañas que cubren el valle de Caracas y son el pulmón natural de esta hermosa ciudad.

Existen dos maneras de subir, la cómoda y la deportiva, yo por supuesto, siempre voy a preferir la cómoda, pero igual os voy a hablar de las dos y de las actividades que podéis realizar una vez llegaos a la cima.

Teléferico
Vista desde el teleférico.

Podéis tomar el teleférico en la estación de Mariperez, no es tan sencillo llegar en transporte público por lo que os recomiendo tomar un taxi o si tienen algún colega que os acerque hasta el lugar ¡aún mejor! Cosas que debéis tener en cuenta:

  • Los lunes está cerrado por mantenimiento, así que no perdáis el viaje.
  • Los billetes no se pueden comprar por internet, toca adquirirlos directamente en la ventanilla.
  • La venta inicia a las 8:30 y termina a las 17:00 (excepto viernes y sábado que venden hasta las 18:00)
  • El primer vagón comienza a subir a las 9:00 y el último baja a las 19:00 (los viernes y sábado hasta las 21:00) así que atentos ahí, no vaya a ser que os quedéis atrapados en la cima sin poder bajar, no?
  • Si sois de sangre caribeña es recomendable ir abrigados, en mi caso que amo el invierno y los climas fríos, fácilmente pude ir en falda.
  • No os permitirán subir si sois menor de edad sin compañía de un adulto, si estáis borracho.
  • Tampoco podéis portar armas ni llevar mascotas. Esto último suena surrealista, pero es así.

Ahora bien, llegamos un sábado a eso de las 16:00, habían bastantes personas pero como íbamos en grupo realmente la espera se nos hizo muy agradable entre cuentos y risas. Os confieso que toda la vida me ha gustado subir en teleférico, disfruto mucho ver la ciudad achicarse ante mis ojos hasta quedar reducida a puntos en el horizonte. Mi recomendación es sin duda llegar de día, pasear, conocer la cima y ya bajar cuando caiga el atardecer, así disfrutaréis las dos vistas.

Una vez arriba, no hay demasiadas actividades que hacer, por lo que no será un paseo particularmente largo, pero si lleno de buenos recuerdos. Como habíamos estado todo el día en Caracas sin parar a comer, llegamos con muchísimo apetito, por lo que fuimos directo al Restaurante La Cima, Fondue & Trattoria, una experiencia realmente deliciosa para los amantes gastronómicos, ya que es una cocina gourmet que eleva la comida mantuana tradicional venezolana, llena de ingredientes criollos.

Restaurant La Cima ¡Deliciosa Gastronomía!
Restaurante La Cima ¡Deliciosa Gastronomía!

De entrada nos pedimos un exquisito fondue de queso guayanés acompañado con mini arepas de diversos sabores, tradicionales, con zanahoria, remolacha y espinaca, no os puedo explicar lo delicioso que estaba! Obviamente pedimos los tradicionales tequeños porque no se puede salir a comer en Venezuela y no pedirlos.

¿Lo malo? Por alguna razón que no llegamos a preguntar, no venden bebidas alcohólicas, nos quedamos con las ganas de acompañar la comida con una buena copa de vino. Si van, pidan sentarse en la terraza y disfruten la hermosa vista.

 

avila
Disfrutando el clima y el paisaje

De ahí comenzamos a caminar y a disfrutar del paisaje, es muy hermoso todo, nos comimos de postre unas riquísimas fresas con crema y seguimos nuestro camino hasta el hotel Humboldt. Bueno…decirles visitarlo es exagerar, ya que está cerrado para los turistas, pudimos llegar únicamente hasta la parte de afuera, nos pareció muy lindo, nos contaban los turistas que estaban allí que en los años 70’s era utilizado para las más elegantes bodas de Caracas.

Tuvimos la oportunidad de conversar con varias personas y llegar hasta la pista de hielo, la verdad, nada del otro mundo, no la recomendaría, pero los peques se divirtieron muchísimo.

De ahí regresamos a la estación de vagones y luego a Caracas. Una visita bastante divertida y una comida deliciosa.

Ahora bien, existe una experiencia totalmente diferente con el Ávila, que es la deportiva y natural. Si estáis en Caracas un domingo en la mañana (¡entre más temprano mejor!) debéis subir desde Sabas Nieves, de igual forma, llegar no es sencillo así que la recomendación es la misma (taxi o que os acerque hasta el sitio). Comenzaréis la subida con grandes grupos que visitan a diario este pulmón vegetal, es un camino boscoso donde el aire que respiráis es muy puro, sentís como tus pulmones se limpian con cada bocanada de aire.

avila1

sabas nieves
Venta de comida y bebidas refrescantes

En el trayecto hacia la cima hay diversos puntos de descanso y miradores ideales para tomar una buena foto para el recuerdo, además de vendedores de cocadas muy recomendadas por cierto, podéis llegar a la cima (sí, a la que se llega en teleférico) o dar la vuelta en cualquier momento.

No os recomiendo ir en temporada de lluvia ya que el camino se torna resbaladizo y sobre todo, no subir o bajar solo, ir en grupos es más seguro para no cometer el error de salir del trayecto original y terminar en medio el bosque!

Espero os haya gustado esta experiencia en el Ávila, continuaré contándoles más sobre los lugares y actividades a realizar en Caracas, así que entra hoy mismo a Viajamor.com  para que comencéis a preparar tu  viaje. Con apoyo de los agradables Dream Travel Makers, tu visita a la ciudad que vio nacer a Simón Bolívar será excelente.

 

 

 

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

LOS MEJORES DESTINOS PARA VIAJAR EN NAVIDAD

¿Os gusta la Navidad? ¡A mi me encanta! Además, es la mejor excusa para eso que tanto nos gusta los viajeros: hacer la maleta y salir pitando. La Navidad, además de ser una celebración religiosa y familiar, consiste, básicamente, en 3 de las cosas más universales que se me ocurren: divertirse, comer y beber. Así que he elaborado una lista con los mejores destinos para pasar las fechas navideñas. Para hacer esta selección he pensado en lugares donde uno puede encontrar gente simpática, buena gastronomía y cosas interesantes que ver y hacer.

Da igual si ya has estado en alguno de los sitios que te voy a proponer, en estas fechas las ciudades se visten de fiesta, se llenan de luz y se transforman hasta tal punto, que difícilmente las reconocerías un mes más tarde.

Italia: si nunca te has enamorado de ninguna ciudad del mundo, si vas a Italia en Navidad corres el riesgo de enamorarte de todas a la vez. El carácter alegre y abierto de los italianos, una gastronomía que quita el sentido y un legado cultural y artístico sin parangón, me llevan a recomendarte un país entero, así por el morro. En serio, elige la ciudad de Italia que quieras para pasar tu noche de fin de año y acertarás. Babbo Natale, el menú navideño o “cenone” y la intensidad con al que los italianos viven esta fiesta harán que ames la Navidad para siempre.

Viaje de 7 días a Italia conociendo Venecia, Mestre, Padua, Ferrara, Florencia, Perugia, Asís y Roma desde 750 €.

Nueva York: venga, reconócelo, cuando piensas en unas Navidades fuera de tu casa Nueva York es uno de los lugares que siempre imaginas. Patinar sobre hielo en Rockefeller Center, los puestos navideños en Bryant Park o Brooklyn y las compras en Macy´s o Bloomingdales son parte de esa Navidad de las pelis que han inundado nuestros sueños desde pequeños.

Viaje de 5 días a Nueva York con hotel y vuelos con Iberia desde 623 €.

Maldivas: si pasas del frío, de la nieve y de la Navidad en general, tu destino es Maldivas. Desde noviembre hasta abril encontrarás los días más soleados y menos lluviosos de estas islas. Aunque tiene fama de destino caro, si sabes buscar puedes encontrar auténticos chollos, palabra de viajera trotera. En resumen: arena blanca, aguas turquesa y mucho descanso ¿necesitas más razones? Yo no.

Viaje de 8 días a Maldivas con vuelos y hotel de 5* desde 1.698.

Marrakech: sin duda el rincón más cercano y abierto de Marruecos. Dividida entre la modernidad de Gueliz y la histórica Medina, Marrakech es uno de mis destinos favoritos. La amabilidad de sus gentes y su exótica gastronomía hacen de esta ciudad una candidata perfecta para que pases una Nochevieja totalmente diferente. Jardines, palacios y toda la diversión y las compras de los zocos te esperan en Marruecos ¿Lo mejor? Vas a tener una temperatura media de 15º C durante el día.

Viaje de 5 días a Marrakech conociendo Granada, Asilah, Rabat, Casablanca y Marrakech desde 570 €.

Shanghai: aunque la Navidad no es un día festivo en China, las grandes ciudades como Shanghai se han rendido a la influencia de la cultura occidental. Los centros comerciales más lujosos de la ciudad se llenan de adornos y los bares y restaurantes ofrecen cenas y fiestas de Navidad. Además, podrás disfrutar de los típicos mercadillos ¡y hasta de un chocolate con churros! Vamos, que estarás al otro lado del mundo pero te sentirás como en casa.

Fin de año en China conociendo Pekí, Suzhou y Shanghai desde 1.055 €: http://www.viajamor.com

República Dominicana. Punta Cana: cada vez más viajeros eligen pasar sus vacaciones de Navidad en el Caribe. Sin duda una buena solución para disfrutar en pareja o incluso en familia. Piénsalo bien: un hotel todo incluido, los niños entretenidos con las actividades que les organizan, la cena hecha y tú a descansar a la playa. Tentador ¿no?

Vuelos y hotel 9 días en Punta Cana desde 640 €.

Alpes suizos: sin duda un destino perfecto para pasar las Navidades. Si te gusta esquiar, aquí encontrarás dos de las mejores estaciones del mundo (Crans Montana y St. Moritz). Sólo imaginar despertarme el 1 de enero y poder descender por esas montañas, hacen que una esquiadora como yo se vuelva, literalmente, loca por ir.

Encuentra todos los destinos de nieve en un solo buscador on line: http://www.viajamor.com/nieve/

Un crucero por el Caribe: no existe un plan familiar mejor, para pasar la Navidad que un crucero. Ofrece diversión y descanso para pequeños y mayores, conoces gente de todo el mundo y visitas una gran cantidad de destinos en un solo viaje. Os habla la voz de la experiencia ¡Déjate mecer por la comodidad de estos hoteles flotantes y pon rumbo a la felicidad!

Crucero Disney por Miami, Bahamas y Florida desde 498 €.

La cosa es que tengo que parar de escribir ya porque se me ocurren miles de lugares para pasar la Navidad con mi familia y amigos. Y al final, de lo que me estoy dando cuenta es que cuando uno viaja con la gente a la que quiere cualquier destino es el destino perfecto ¿no crees?

Mer

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

RIVIERA MAYA EN LA MOCHILA

MOCHILA, CARRETERA Y MANTA

Bien dice la canción de José Alfredo Jiménez que no hay que llegar primero sino hay que saber llegar. Y yo he sabido llegar a este paraíso terrenal que es la Riviera Maya.

Como me niego a pensar que los lugares más turísticos de mi país, México, quedan reservados únicamente a aquéllos que traen las carteras llenas de dólares, decidí lanzarme a conocer la Riviera Maya con mi mochila, en plan aventurero.

Sin muchos recursos para pagar un billete de avión, y viendo que el autobús de la compañía ADO, que va directo del DF a Cancún, es bastante caro, decidí apelar a la legendaria amabilidad mexicana y me atreví a hacer el viaje a dedo (o como decimos aquí, pidiendo un aventón).

Las cosas que más preocupan a cualquier mochilero experimentado son dos, y por este orden: Alimentación y hospedaje.

COMIDA Y ALOJAMIENTO

Como en cualquier parte del mundo, los supermercados son la opción más barata para los que viajamos con los cuartos contados. Otra solución es la comida callejera. Por desgracia, los puestos de tacos que tanto abundan en el D.F, escasean allí en la misma medida.

En cuanto al alojamiento, dispones de varias opciones: La más económica, por ser totalmente gratis, es acampar en Tulum. Al no contar con la infraestructura hotelera de Playa del Carmen, es más fácil encontrar lugares públicos donde poder pasar la noche. Además, como en cualquier parte del mundo, la Riviera Maya no vive sólo de los resort de lujo, existen también hostales y otros hospedajes que ofrecen la posibilidad de acampar frente al Mar Caribe por muy poco dinero.

Para aquéllos a los que les gusta ganarse las habichuelas, existen webs como http://www.helpx.net o http://www.wwoof.net, donde puedes cambiar trabajo por comida y alojamiento.

DE TURISMO POR LA RIVIERA MAYA

La Riviera Maya no sólo deslumbra por sus aguas cristalinas y su blanca arena. La combinación de cultura, descanso y diversión, hacen que este rincón mexicano sea famoso en el mundo entero.

Las excursiones organizadas a las pirámides de Chichén Itza, Coba y Tulum no son baratas, pero puedes ir a dedo, como hice yo, y disfrutar de la belleza de estas ruinas mayas.

No te pierdas los cenotes, los más famosos son el Cenote Azul y el Cenote Sagrado. Playa del Carmen, Tulum y Cancún tienen las mejores playas, así que disfrútalas, amigo ¡Son gratis!. Te aseguro que no hay una experiencia igual que bañarse en las aguas del Caribe mexicano. Además, cuando te canses de estar tirado al sol, el transporte público te lleva al centro por poco dinero. Como recomendación te diría que si puedes llega a Cozumel vía ferry , hazlo, merece la pena.

En cuanto a las actividades que te ofrecen en playas y hoteles, como nadar con delfines, snorkel y otras actividades acuáticas, elige alguna y date un capricho, al fin y al cabo has llegado hasta aquí.

UN ÚLTIMO CONSEJO

No olvides que, aunque con poco dinero, estás en el paraíso. Disfruta, conoce gente, vive a tope y no te frustres por aquello que no puedas permitirte en este viaje. Puede que la vida te esté reservando una segunda visita al paraíso.

¿Eres mochilero?  ¿Conoces la Riviera Maya? Escribe tus dudas, consejos o lo que quieras. Estoy deseando compartir experiencias contigo.

Mochilero mexicano

 

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

MUCHO MÉXICO Y POCO MARIACHI

Uno de los mayores placeres de mi vida es viajar con mis amigos. Nuestros viajes están llenos de anécdotas, fiestas y locuras. Algunas de las cuales, estoy segura que os encantaría leer, pero no serán reproducidas en este blog, jamás. Por lo menos no mientras mi madre sepa leer.

Así que, cuando mi amiga Ana me llamó para decirme que tenía unos días libres y pensaba llenarlos de sol, mar y margaritas (y no precisamente de las de campo), lo tuve claro. ¡Me voy contigo!,  le dije. Y empecé a planear nuestro desembarco en aguas mexicanas.

Tras hacer una lista con los mejores sitios de marcha: CocobongoThe CityBlue Parrot o Santanera, metí en mi maleta todos los bikinis para el día y la ropa de guerra para la noche. Y así, a lo loco, entre tequila y mariachis, imaginaba yo mi viaje a la tierra de Pancho Villa. Pero, por suerte, y en honor a la verdad, he de decir que el viaje fue de todo menos loco.

Qué relax, qué paz, qué alegría más grande y qué abuelismo nos entró a las dos allí tumbadas en esa playa interminable, oiga. Que si tráeme un zumo, que si ahora un mojito….Vamos, que entre el sol, el alcohol y aquél calorcito maravilloso, llegábamos todos los días a la cena por los pelos.

beachyucatan-

Y es que la Riviera Maya es lo que tiene, que una llega dispuesta a darlo todo, pero ese lento ritmo caribeño, ese acento tan dulce y esos deliciosos platillos mexicanos hacen que te vuelvas zen al mismito cuarto de hora de haber pisado el hotel.

Menos mal que los lugareños, al tercer día de vernos tumbadas, cual girasoles siguiendo al sol, nos animaron a salir a conocer mundo y disfrutar de esa tierra tan maravillosa. Y aunque te adelanto que, si vas, va a ser difícil que la hamaca te libere, debes escapar de ella,  porque hay varios lugares que no te puedes perder:

Los cenotes: si vas a México y no te bañas en un cenote deberían detenerte. Lugar sagrado para los Mayas, sus aguas cristalinas están a 26 grados de felicidad para tu cuerpo serrano.

CENOTEMéxico chichen-itza-

Tulúm, Chichén Itzá y Cobá: vestigio del pasado de una de las civilizaciones más fascinantes de la historia de la humanidad, estos restos arqueológicos mayas son dignos de ver. (Palabra de persona poco amante de los restos de cualquier tipo).

Río Secreto: 15 km de cavernas llenas formaciones rocosas alucinantes. El paseo se hace un poco largo porque son como 3 horas, pero merece la pena.

Si vas con niños, en el Parque Xel-Há podrán estar en contacto con delfines, rayas, manatíes y todo tipo de flora y fauna en el mayor acuario natural del mundo. Eso sí, hay que madrugar ya que algunas actividades tienen cupo limitado.

Si eres de los que buscan rincones con menos turismo, mi amigo Rolando me recomendó dos sitios únicos para bucear y hacer snorkel: El Lago Yal – Ku, de poca profundidad y con miles de peces de colores. Y el Cenote Manatí, en Tankah, un lugar tranquilo rodeado de una idílica naturaleza.

mexico 1pelican-

En definitiva, si estás pensando en cogerte un típico todo incluido en Riviera Maya, la respuesta es sí. ¡Hazlo! No te pierdas este paraíso, no hagas caso a los aguafiestas que dicen que es un viaje poco original. Para viajes de mochila y gasto recortado siempre hay tiempo. Así que, ya sabéis, como cantaban los chicos de Molotov:  ¡Viva México, ca…! bueno, seguid vosotros con la canción, que ésto lo lee mi madre.

Mer.

 

 

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

EL BLOG DE MER

“Escoge un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida” (Confucio).

Esas fueron las dos líneas que cambiaron mi vida y, por lo tanto, las mejores para comenzar este blog.

QUIÉN SOY

¿Os acordáis de aquél anuncio de Coca Cola de un tipo que lo dejó todo para montar un chiringuito en la playa? Pues esa soy yo. Hace unos años dejé mi puesto en una multinacional y creé mi propia agencia de viajes, así que Viajamor es mi “chiringuito en la playa”, mi sueño hecho realidad y sobre todo, lo que me permite cumplir los sueños de otros y los míos propios.

MI BLOG

happiness

No pretendo dar lecciones y tampoco vender nada, pero si de verdad quieres ir a sitios únicos y diferentes en cada destino, esta va a ser tu mejor guía de viajes. Aquí te quiero contar mis escapadas de fin de semana, mis destinos favoritos, mis viajes de aventura, y los cientos de trucos que he acumulado en mis años de trotamundos. Me encanta tener feedback y leer tus comentarios, tips de utilidad, para toda la comunidad viajera. Quiero que descubramos juntos todas esas pequeñas cosas que hacen de cada rincón del planeta un lugar único e irrepetible.

MIS AMIGOS

kids-783520_1280

Si hay una constante en mi vida son mis amigos. Siempre están ahí y, claro, esta vez no podía ser menos. Sus aventuras y desventuras también van a ser parte de este blog: Los viajes de buceo de Nelson, los safaris de Hernán o las rutas gastronómicas de Mar ocupan una gran parte de mi vida que espero os divierta e inspire tanto como a mí.

MI FILOSOFÍA

5464827313004

En este punto no me gustaría recurrir al manido “Carpe Diem”, pero, ¿Sabes qué? ¡Carpe Diem, amigo! Porque la felicidad no va a venir a buscarte. Si no sales ahí fuera a cazarla, ella no se va a acordar de ti. Así que recuerda: exprime cada minuto, viaja, ama y cumple tus sueños hoy, porque el mañana sólo es una promesa.

Un fuerte abrazo

Mer

 

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!