Adiós 2018, lo Mejor y lo Peor de mi Año

A partir del nacimiento de mi niña, me replanteé toda mi existencia y sentía que debía estar haciendo más, mucho más. Algo como mi hija: trascendente!

¡Supongo que lo normal cuando se es Madre por primera vez! ¿O todas las veces?

Pero la cruda realidad es que sólo tenía tiempo para amamantar, pañales, meadas y cagadas.

Y fue a un año de su nacimiento, ya recuperada de las horas de desvelo, que me propuse un objetivo personal y profesional más trascendental: Mejorar la Vida de las Personas a través de los Viajes.

Así que el propósito para el 01 de enero de 2018 consistía simplemente (ujum!) en:

  1. Mejorar la vida de las personas que forman parte de nuestra comunidad viajera, como siempre a través de un servicio fiable y de calidad, una atención cálida que enamora y con los mejores precios. Mi equipo y yo nos dejamos la piel todos los días en Viajamor para que sea así, por eso tenemos la piel radiante cada día!
  2. Mejorar la vida de mi equipo de Dream Travel Makers, (DTM´s), parte esencial de mi vida, más que compañeros de trabajo, compañeros de vida en este viaje que hemos elegido hacer juntos con la finalidad de vivir la vida que soñamos. ¡Y soñamos mucho y en grande siempre!
  3. Mejorar mi vida, incluida la de mi familia, a través de esta actividad productiva que me apasiona, me hace feliz y con la que me he propuesto tener libertad horaria y financiera.

 

Lo mejor de 2018

  1. La cara de felicidad de los amigos, novios, amantes y familias enteras que se han reencontrado. Nuestros viajeros nos hacen cómplices de estos momentos tan emotivos a través de videos que me hacen llorar de felicidad cada vez que los veo. Sin duda, un regalazo.
  2. El Reconocimiento otorgado a Viajamor el 05 de Diciembre, a propósito del Día Internacional de Los Voluntarios según acuerdo alcanzado en el año 1985 en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). ¡Vaya honor!
  3. Aumentar la cifra de negocios a 6 cifras altas. Se dice fácil, pero esta alegría nos ha costado largas jornadas de trabajo ininterrumpido, acompañadas de mucho café y a costa de algún que otro encuentro amoroso desperdiciado con nuestras parejas.
  4. #MiDeseoViajamor, un concurso donde sorteamos vuelo ida y vuelta para reencontrarte con tus familiares o amigos, una forma modesta de retribuirte todo el cariño que nos das a diario. Todavía estás a tiempo de participar, es hasta el 31.01.19.
  5. Al cierre de 2018 contamos en Viajamor con el mejor equipo de personas que puede haber sobre la faz de la tierra y más allá: enamorado e ilusionado con su actividad productiva, felices de apoyarte en tus viajes >>contacta ahora << si tienes un viaje en mente porque te apoyarán con todo su amor y sin que te cueste más dinero.
  6. En 2018 tuve más tiempo libre para compartir con mi hija y seres queridos. He podido tomar días de descanso y horas de desconexión total para disfrutar de las cosas más sencillas y a la vez más hermosas de la vida. Estar con la gente que amas y te aman.

 

Lo que no conseguí este año y que apostaré en 2019

  1. No dediqué todo el tiempo necesario al Clima Organizacional y desatendí un poco las relaciones interpersonales de algunos DTM´s. Hubo un mal rollo entre algunos integrantes de mi equipo y como consecuencia se quedaron por el camino excelentes personas y recursos con gran potencial para dar mayores aportes a nuestra agencia de viajes. ¡Prometo cuidarles más!
  2. Una página web más intuitiva. Este año hicimos varios cambios en la web, pero seguimos haciendo ajustes y te seguiremos preguntando para adaptarla mejor a lo que buscas. ¡Tiene que ser un cañón!
  3. Se quedó pendiente seguir creciendo en las Franquicias Viajamor.  Y no porque no hayan decenas de personas con interés firme en formar parte de nuestro proyecto, sino porque el tiempo es limitado y mis viajeros acapararon toda mi atención. Pero estoy convencida de que para Mejorar la Vida de las Personas a través de los Viajes de forma exponencial debemos aumentar el número de franquiciados y por eso apostamos este 2019. ¡Florecerán franquicias y DTM´s por todos lados!
  4. Cultivar mi lado más espiritual, ser más agradecida con Dios y dar lo mejor de mí a todos.
  5. Optimizar mi tiempo y dar prioridad en mi agenda para estar más con el amor de mis amores ya no sólo como socia, madre de su sol, compañera del gimnasio, sino como mujer y amante. De hecho le obsequié un calendario bloqueando horas / días para estar en pareja (sé que estarás pensando: pero qué tacaña, cómprale algo más tangible), pero pienso que la belleza justo está en las cosas que no se pueden comprar con dinero. Claro, también hay muchas que me encantan que cuestan lo suyo…..

 

Ahora bien, como diría La Pantoja: “Hoy quiero confesaaaaaar … ” perdón que me desenfoco! Otro objetivo por cierto, por el que debo apostar.. ¡FOCO!

Hoy quiero confesarte que tengo gran ilusión y un increíble deseo de superación personal y profesional como nunca antes había llegado a sentir.

Creo que este año nuevo es la mejor oportunidad que tenemos de ser la mejor versión de nosotros mismos y no pienso desaprovecharla. ¡¡¡Merce Reloaded!!!

¿Y tú qué piensas? Comparte conmigo lo Mejor y Peor de tu Año 2018.

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *