TODO LO QUE NECESITAS PARA VIAJAR AL EXTRANJERO

 

A todos, menos a mi ex jefe, nos encanta irnos de vacaciones, salir, relajarnos y ver otros lugares. Pero, seamos honestos ¿a quién no se le han torcido alguna vez los planes en mitad de un viaje? Un mal acompañante o un contratiempo lejos de casa pueden convertir tus soñadas vacaciones en un auténtico infierno. Y si bien hay cosas que uno no puede evitar, os aseguro que hay otras que si están bien planificadas, solo pueden salir bien:

Asegúrate de tener tus documentos en regla: si pensabas que con llevar un pasaporte que no esté caducado ya tenías todo hecho, estás muy equivocado, amigo. Si tu pasaporte no tiene una validez de 6 meses desde tu fecha prevista de regreso te pueden negar la entrada a algunos países ¡e incluso a tu vuelo! Comprueba también si el país al que viajas exige visado u otro tipo de documento como, por ejemplo, el ESTA para EEUU.

Hazte un seguro de viaje: cubren emergencias médicas, cancelaciones de vuelos, pérdida de maletas y todo lo que te puedas imaginar. Por innecesario que te pueda parecer, te aseguro que un ingreso hospitalario en el extranjero por una intoxicación leve alimentaria, te puede salir más caro que el Ritz.

Guarda el contacto de la embajada o consulado de tu país: antes de salir de viaje busca en internet el teléfono y la dirección. Te serán de gran utilidad ante cualquier problema, como la pérdida de tus documentos de identidad, robo u otro tipo de eventualidad que se te presente.

Lleva fotocopias de todo: del pasaporte, de las tarjetas, de los billetes y de todo lo que se te ocurra. Si viajas solo, guárdalas en un lugar diferente a donde lleves los originales, si no, pide a tu acompañante que te las guarde en un lugar seguro. En caso de que viajes con gente aún más despistada que tú, como es mi caso, asegúrate de tener siempre una copia de todo guardada en tu email. Podrás imprimirlo en tu hotel o embajada en caso de que lo necesites.

Consulta qué vacunas son necesarias: un mes antes de tu viaje consulta en el Ministerio de Sanidad cuáles son las vacunas recomendadas para tu destino. Sí, lo sé, las agujas dan miedo, que se lo digan a mi madre que aún me acompaña cuando tienen que pincharme. Pero, créeme, más miedo da ir a Brasil y pillar un dengue en lugar de un buen bronceado.

Hazte un botiquín: mete ibuprofeno, biodramina, antidiarreicos y tiritas ¡Benditas tiritas! La de sitios que hubiese visitado cojeando si no llega a ser por ellas. En caso de que necesites llevar algún otro medicamento, recuerda consultar con tu médico ya que en algunos casos es obligatorio viajar con la receta.

Atento a las costumbres y leyes del país al que viajas: no todos los países disfrutan de las mismas libertades. Hay lugares como Guanajuato (México) o Dubai donde esta prohibido besarse en público. Así, como lo lees. Pueden multarte, arrestarte y deportarte por darte un inocente beso para esa foto tan guay que quieres subir a Twitter. Así que, estate atento a los avisos que encuentres en aeropuertos, embajadas o en la calle si no quieres acabar tus vacaciones con una llamada a tu abogado.

Ten en cuenta la diferencia horaria: no vayas a despertar a tu novio a las 6 de la mañana para contarle lo rico que está el mojito en Cuba. Por suerte, una de las ventajas del mundo moderno es que la mayoría de los móviles llevan incorporado un reloj mundial que te ayuda a saber la hora del día en la que vive el resto del mundo, incluido tu novio.

Lleva adaptadores: y lo pongo en plural porque entre el teléfono, la tablet, el libro electrónico y el secador, no sé a vosotros pero a mi no me da la vida. No quiero ni pensar qué sería de mi si un día llego al hotel y veo que no puedo cargar mi móvil porque el enchufe es diferente. En esta página encontraréis el tipo de enchufe de cada país.

Consulta el cambio de divisa: lleva moneda local y antes de partir, pregunta en tu banco las formas de pago de las que dispones. Generalmente puedes cambiar dinero en aeropuertos, hoteles y bancos pero es conveniente consultar en tu sucursal, cuáles son los lugares donde puedes retirar efectivo con tu tarjeta de crédito.

Envía por email toda la información de tu viaje: o lo que yo llamo “Método BRO” en honor a mi hermano, cuyos emails solo aparecen en mi bandeja de entrada, para temas de importancia capital. El sistema no es otro que el envío de un correo a tu familia o amigos con toda la información de tu viaje: alojamiento, horario de vuelos y todo lo necesario para localizarte en caso de que sea preciso hacerlo.

 Sigue los consejos de tu madre: no pierdas nunca de vista tu equipaje, no lleves joyas o ropa demasiado ostentosa y ve siempre identificado. Y sigue los consejos de la mía: no te metas donde cubre, no hagas nada que me avergüence y trata de no salir en las noticias locales.

Por lo demás ¿qué te puedo decir? Pásalo bien, disfruta y no intentes tener todo organizado. Como decía Steinbeck “Un viaje es como el matrimonio. La manera certera de estar errados es pensar que tenemos el control”.

Mer

Pregunta a tus Dream Travel Makers por un seguro de viajes a la medida de tus necesidades aquí, coméntales que has leído este post y obtendrás un descuento inmediato de 5 euros: http://www.viajamor.com/ayuda/

Otros temas que pueden interesarte: ¿Quieres ser feliz? Viaja

 

 

 

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

¿QUIERES SER FELIZ? VIAJA

“Dentro de 20 años estarás más decepcionado de las cosas que no hiciste que de las que hiciste. Así que desata amarras y navega alejándote de los puertos conocidos. Aprovecha los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre”. Pablo Neruda

Estaba yo pensando en qué os podía regalar por Navidad y ¿sabéis qué? creo que lo mejor que puedo pedir para vosotros es eso que decimos tan fácilmente pero conseguimos a duras penas: FELICIDAD. Por suerte, puedo decir que yo he encontrado la fórmula para alcanzar la mía, así que quiero compartir el secreto con vosotros:

¿Quieres ser feliz? Viaja. Es así de simple. No es una cuestión de cuánto gastes ni de lo lejos que vayas, sino de escapar de la rutina cual alma que lleva el diablo. Huye, amigo, huye de ella como si fuera la peste, porque la rutina te atonta, te adormila y te convierte en esa persona que juraste que jamás serías.

El trabajo, la casa, las obligaciones…solo pueden combatirse con aventuras, gente nueva, aprendizaje y mucha alegría. Y eso, queridos míos, se consigue viajando. La fórmula es simple: gasta tu dinero en experiencias, no en cosas. No importa que tengas poco o mucho, que vayas a un hotel de lujo en Brasil o de camping al pueblo de al lado. Lo importante es que cada vivencia que acumulas, se convierte en sabiduría, recuerdos, experiencia y por lo tanto, en felicidad.

Aunque los motivos para viajar son infinitos y personalísimos, te voy a dejar algunos de los míos para que, si te apetece, los hagas tuyos:

. Porque me lo merezco: así de claro, trabajo mucho, muchísimo. Y, aunque me encanta lo que hago, está claro que en otra vida debí ser un rico excéntrico al estilo Willy Fog o gitana, porque no hay nada que alegre más mi cuerpo serrano que dar tumbos por el mundo. Además, que queréis que os diga, hay que quererse y darse caprichos, porque si esperas a que te los den otros, puedes esperar sentado.

. Porque me hace mejor persona: siempre que viajo me doy cuenta de que el mundo es un lugar infinitamente mejor de lo que nos cuentan en los informativos ¿No os pasa? He estado en muchísimos países y no tengo un mal recuerdo de ninguno. Siempre que he necesitado ayuda o que me he visto sola, he encontrado una mano amiga y buena gente. Lo cierto es que cada vez que viajo me vuelvo menos cínica, menos egoísta y sobre todo, menos desconfiada.

. Porque soy libre: viajar es ser totalmente libre. Piénsalo. Solo suena el despertador si tú quieres, comes a la hora que te da la gana, hablas con quien te apetece y dedicas todo el día a hacer únicamente lo que te interesa. Eres tan tú, todo el tiempo que hasta asusta. ¿ Cuántos días al año podemos hacer realmente lo que queremos? Solo cuando estamos lejos de todo y de vacaciones.

. Porque aprendo y desaprendo: viajar debería ser convalidado como asignatura en cualquier carrera. Así de claro. Conocer otras realidades, otras culturas y otras formas de ver la vida nos ayuda a respetar y entender mejor a los demás y a nosotros mismos. Si te estancas en la rutina, tu mundo se ve limitado a una versión sesgada de la realidad. Pero cuando viajas eliminas prejuicios, aprendes a cuestionar lo aprendido y a aprender lo cuestionado. En definitiva, consigues ver todo con otros ojos.

.Porque conozco gente nueva: en cada viaje que he hecho he conocido gente nueva. Unos se han quedado en mi vida convirtiéndose en amigos y otros solo estuvieron de paso, pero de todos ellos he aprendido muchísimo. Su cultura, su idioma y su forma de entender el mundo, tan diferente a la mía, me han ayudado a entender que hay muchas formas de vivir la vida.

.Porque nunca me canso de ver lugares nuevos y no tan nuevos: si algo me ha quedado claro en cada viaje es que las fotos jamás hacen justicia a los rincones y monumentos más famosos, y que da igual cuantas veces vayas a un sitio, cada vez es diferente. Y por favor te lo pido, no te pierdas un lugar increíble por hacerte un selfie o andar subiendo una foto a Facebook. Vive el momento y recuerda que el mejor sitio donde puede quedar grabado es en tus recuerdos.

.Porque me obliga a superarme: viajando he aprendido a hacer rafting, he comido gusanos y hormigas fritas, he caminado más kilómetros de los que creí que podría soportar y he vencido el reparo a moverme sola por el mundo. Hazme caso, sacúdete el miedo de encima y sal ahí afuera, te aseguro que no tienes ni idea de la cantidad de cosas maravillosas que hay y que ni sabías que existen.

En definitiva, viaja, amigo, viaja. Por placer, por amor, por diversión, por cultura o porque sí. La felicidad está dentro de ti, pero también ahí fuera, esperándote y tú solo tienes que salir a encontrarla.

¡Feliz Navidad a todos!

Mer

También te puede interesar: Los mejores destinos para viajar en Navidad.

Los mejores viajes al mejor precio en www.viajamor.com.

 

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

QUÉ VER EN BILBAO: El Museo más bonito del Mundo

Dicen que los de Bilbao nacen donde quieren, pues yo lo tengo claro, si fuese de Bilbao, no me gustaría haber nacido en otro sitio. Esta ciudad tiene historia, tiene carácter y, sobre todo, tiene ese gusto por los pequeños detalles que la convierten en la ciudad perfecta.

Reinventada en pleno siglo XX de ciudad industrial a referente europeo, la esencia de Bilbao es el callejeo, el pequeño comercio, los pinchos y una gente sencilla que te espera con los brazos abiertos.

Genios como Frank Gehry, Philippe Starck o Norman Foster han dejado su sello en las calles del “bocho,” convirtiéndolo en un sofisticado rincón merecedor de una y mil visitas. Si es tu primera vez en Bilbao hay algunas cosas que tienes que hacer sí o sí:

Visitar el Museo Guggenheim: diseñado por Gehry, se ha convertido en el símbolo de Bilbao y en un referente arquitectónico mundial. Construido con materiales como el titanio o el agua, este edificio con forma de barco, rinde homenaje a la ría y al pasado industrial de la ciudad. Aunque no te guste mucho el arte moderno, sabrás que has acertado con esta visita cuando Puppy, un cachorro de terrier de 12 m de altura creado por Jeff Koons, te reciba a las puertas del museo. Dicen, con mucho arte, los bilbaínos, que el Guggenheim es la caseta que le han hecho a su mascota.El horario del museo es de 10:00 a 20:00h de martes a domingo (salvo festivos) y el precio de la entrada es de 11€ (6,5 € para estudiantes y jubilados.). Los menores de 12 años tienen entrada gratuita.

Actualización 05.03.16:  En el Ranking deCondéNast Traveler, el Guggenheim de Bilbao es el museo más bonito del mundo.

Date una vuelta por el Casco Viejo: también conocido como las 7 Calles porque eran las siete calles que formaban el poblado original de donde después surgió la ciudad. Actualmente es una zona peatonal llena de pequeños comercios, bares y muy buen ambiente. Te recomiendo acercarte a tomar algo a los locales de la Plaza Nueva, coger un “zurito” y un picho y salir a la a la puerta de los bares a mezclarte con los bilbaínos. El buen rato está asegurado.

Recorre la Gran Vía: es, seguramente, la calle más importante de Bilbao. Centro comercial y financiero, acoge algunos de los edificios institucionales más relevantes de la ciudad. Compras, cafeterías, restaurantes…todo lo que busques lo vas a encontrar aquí. Los bilbaínos destacan por ser uno de los pueblos mejor vestidos de España, así que te recomiendo que aproveches hacer unas compras. Si vas en Navidad, en la Gran Vía podrás disfrutar uno de los alumbrados navideños más bellos que hayas visto.

Visita el Mercado de la Ribera: ¿Te imaginas un mercado a ritmo de jazz? Pues Bilbao lo tiene. Situado a orillas de la ría del Nervión, el Mercado de la Ribera es el mercado cubierto más grande de Europa. En sus más de 10.000 m2 podrás disfrutar de los abundantes y frescos productos que han hecho mundialmente famosa a la gastronomía vasca. En la parte baja del mercado encontrarás el jazz café La Ribera de Bilbao, un bar restaurante con los mejores productos del mercado y el mejor jazz en directo.

Coge el metro: aunque la ciudad es lo suficientemente pequeña como para ir caminando a cualquier lado, no puedes irte de Bilbao sin ver su metro. Convertido en uno de los más modernos de Europa localizarás rápidamente sus futuristas entradas, conocidas como “fosteritos” en honor a su arquitecto Norman Foster.

Come sin parar: Ve de pinchos, de restaurantes y hasta de merienda. La gastronomía vasca es famosa en el mundo entero y no es porque sí, te lo aseguro. Tienes que ir al Victor Montes, donde tienen algunos de mejores pinchos de la capital vizcaína. El Berton o el famoso pincho de bacalao del Monty que una auténtica obra de arte, son otros de los mejores bares de la capital vizcaína. Fuera de los archifamosos Zortziko, Azurmendi o Etxanobe, conocidos por sus estrella Michelin, Casa Rufo y el Guria no te decepcionarán, buena comida a buen precio.

Visita el Museo de Bellas Artes de Bilbao: aunque en los últimos años ha quedado algo eclipsado por el Guggenheim, sus más de 100 años de historia y una colección de más de 10.000 obras lo convierten en uno de los museos más importantes de España. Además, está situado en el famoso Parque de Doña Casilda que es otro de los lugares que no puedes perderte en Bilbao. Abre de miércoles a lunes de 10:00 a 20:00 horas. La entrada es de 7 € (para grupos, menores de 25 y mayores de 65 es de 5€). Los menores de 12 años entran gratis.

Ve a ver La Alhóndiga (Azkuna Zentroa): el antiguo almacén del vino de Bilbao es hoy uno de sus edificios más representativos. Aunque se sigue conservando su hermosa fachada del siglo XIX, el interior ha sido reconvertido en un moderno centro polivalente diseñado por Philippe Starck. Con más de 40.000 m2, la Alhóndiga, alberga una biblioteca, un auditorio, cines, restaurantes… Destaca una piscina con fondo de cristal visible desde su planta baja.

Date un garbeo por el Campo Volantin: en este paseo a orillas de la ría del Nervión discurre gran parte de la vida de Bilbao. Podrás disfrutar entre ciclistas, patinadores y paseantes de algunos de los edificios más famosos de la ciudad: la Universidad de Deusto, el Ayuntamiento, el Palacio Euskalduna…La ría, que divide en dos la ciudad, es testigo del asombroso cambio que ha dado Bilbao en los últimos años. Por sus aguas hasta hace pocos años contaminadas, se pasean hoy piraguas, tablas de paddle surf y nadadores disfrutando de una de las imágenes más increíbles de la ciudad.

Callejeo, cultura, fiestas, mercados, bares…ahí radica la esencia de esta ciudad, en su dinamismo. En Bilbao el aburrimiento no está permitido y las dietas tampoco, así que, voy a dejar de darte razones para ir a conocerlo porque está claro que sobran.

Mer

Consigue aquí la mejor oferta para conocer el País Vasco.

Otros destinos españoles en mi blog: Marbella.

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

COSAS QUE NO TE PUEDES PERDER EN LAS VEGAS

Es, seguramente, uno de los lugares con más sobrenombres del mundo. Conocida como la ciudad del juego, del entretenimiento o del pecado, Las Vegas es uno de los destinos más visitados del planeta. Si quieres desconectar de todo y pasarlo bien, Las Vegas ofrece diversión, locura y frikismo a partes iguales.

Como aquello de casarse con el novio vestido de Marilyn y la novia vestida de Elvis está ya muy manido, voy a aprovechar estas líneas para compartir algunos tips de esos que no salen en las pelis. Así que aquí van algunos planes para los que viajan con la cartera llena y para los que van “pelaos”:

Diversión gratis total:

  • Recorre The Strip: una de las calles más famosas y filmadas del mundo. Más de 6 km llenos de los mejores alojamientos, casinos, restaurantes y tiendas. Te recomiendo visitarlo por la noche. Solo por ver los espectáculos gratuitos que ofrecen los hoteles y las luces de los casinos, merece la pena.
  • Visita los lobbies de los hoteles: son todos espectaculares, pero te llevaría una vida recorrerlos, así que te voy a recomendar los que me parecieron más impactantes: Bellagio, Caesars Palace, MGM Grand Las Vegas, Excalibur, Wynn, The Venetian, Cosmopolitan y Luxor.
  • Show Fremont Street Experience: formado por una bóveda de casi 30 metros de altura con más de 12 millones de luces LED es la pantalla más grande del mundo. Este espectáculo de luz de 6 minutos de duración, empieza cada hora desde el atardecer hasta la media noche. No solo es uno de los mejores espectáculos de Las Vegas si no que, además ¡es totalmente gratis!
  • Espectáculo del Treasure Island: teatro con bailes, luchas de espadas, piratas y bellas sirenas. Ideal si vas con niños. Lo hacen todos los días a partir de las 7 de la tarde (en verano e invierno hay sesiones especiales a las 17:30 y 23:30h respectivamente). Te recomiendo ir media hora antes si quieres coger un buen sitio ya que siempre está lleno.
  • Fuentes del Bellagio: no hay nada más bello que ver bailar el agua al son de la música. Aunque lo habrás visto en mil películas y reportajes, tenía que nombrarlo porque es una de las mejores atracciones de Las Vegas. Es cada cuarto de hora de 15:00h hasta la medianoche.
  • Visita al Downtown: es la parte más antigua y aunque no es lo más destacable de la ciudad, tiene su punto ver el lugar donde surgió Las Vegas y el típico ambiente de los años 50. Aquí se encuentra también el Freemont Street Experience.

Diversión a golpe de tarjeta:

  • Espectáculos del Cirque du Soleil: Las Vegas es el lugar con más espectáculos permanentes del Circo del Sol. Como soy fan incondicional y me he visto varios, os diré que, según los más versados, “O” y “One” de Michael Jackson son probablemente, los mejores.
  • The High Roller: o lo que es lo mismo, la noria más grande del mundo. Con casi 170 metros de altura cuenta con 28 cabinas para unas 40 personas cada una para que disfrutes de unas vistas únicas. El viaje dura 30 minutos y cuesta 25$ durante el día y 10 más por la noche.
  • Visita al Gran Cañón: una de las atracciones preferidas por los turistas. Aunque hay infinidad de compañías que ofrecen esta excursión, tanto en avioneta como en helicóptero,  te recomiendo hacerla en helicóptero. Esto te dará la posibilidad de aterrizar dentro del Gran Cañón e incluso, si decides que la experiencia sea totalmente VIP, puedes escoger la opción con picnic y champagne.
  • Visita a la presa Hoover: Con 221 metros es una de las presas más grandes del planeta y suministra luz a tres estados. Puedes visitarla de 9 am a 6 pm y el precio es de unos 30$.
  • The Gun Store: una galería de tiro donde, con ayuda de un instructor, podrás disparar cualquier arma que imagines. Aunque es una actividad muy segura, hay varias normas lógicas que debes cumplir: no es apta para menores de 18 años, no es apta para embarazadas y como no, debes ir sobrio y entender instrucciones básicas en inglés. El precio va en función de las armas que elijas. ¿No os parece increíble esta última frase?
  • Las Vegas Motor Speedway: Maserati, Ferrari, Lamborghini…tú eliges. En este circuito puedes conducir el coche de tus sueños a toda velocidad. La única pega es que te va a costar unos 270€.
  • Outlets: si te gustan las compras, no te pierdas Las Vegas Premium Outlets (en el Caesar Palace) y Las Vegas Outlets Center (en el Strip). Encontrarás ropas de las marcas más conocidas a precios bastante interesantes. Además, si quieres pasar el día allí, en ambos podrás encontrar bastantes opciones de comida rápida.
  • Diversión: además de los casinos, todos los hoteles cuentan con fiestas amenizadas por los mejores Dj´s del mundo. Podréis consultar en sus webs las fechas de cada evento, según la época del año en que vayáis. Las mejores discotecas son: Hakkasan, Studio 54 (en el hotel MGM) y Xs (en el hotel Encore).

Restaurantes:

  • Cenar en el platillo del Stratosphere: un restaurante circular con paredes de cristal situado en lo alto de una torre de 350 m. Lo mejor del sitio es que no solo se come muy bien sino que, cada media hora, la cúpula da una vuelta entera sobre su eje, ofreciendo a los clientes las mejores vistas 360º de Las Vegas.
  • Jaleo: Por si te hartas de la comida americana, aquí encontrarás tapeo, arroces y todas las delicias de la comida española de la mano de José Andrés, uno de nuestros mejores chefs. En el hotel Cosmopolitan.
  • STK: no solo tienen una carne excelente sino que ofrece dj en directo y una atmósfera relajada que te encantará.
  • Mizumi: si tienes decidido darte algún lujo culinario en Las Vegas, que sea aquí. Su mezcla de comida china y japonesa es excelente y su decoración, con una hermosa cascada de fondo, es de lo mejor que he visto nunca.
  • Holsteins Shakes and Buns: en el hotel Cosmopolitan. En mi opinión los mejores batidos y hamburguesas de Las Vegas y con un servicio excelente. Eso sí, si no te gusta la música alta no vayas porque a veces se les va un poquito de las manos…
  • Gordom Ramsey Steak: si te gusta el programa del chef Ramsey, en Las Vegas puedes encontrar uno de sus famosos restaurantes. Aunque, esto puede ser una opinión muy personal, el servicio es algo tardón, un poco más en la onda del slow food. También, en nuestra opinión, en el país de la hamburguesa, no vemos que el inglés sea precisamente el Rey. Está en el hotel Paris y el precio es de unos 30€.

 

Mer

¿Conoces Las Vegas? Comparte conmigo consejos, dudas o cualquier información que tengas sobre esta ciudad.

Viaja a Las Vegas al mejor precio con Viajamor

Te puede interesar también en mi blog: Miami.

Pulsa aquí para acceder al cuestionario ESTA on-line. Si quieres, los compañeros de Viajamor te pueden apoyar, en especial Lola, quien es una experta en visados y cuestionarios on-line.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!

7 RAZONES PARA HACER UN CRUCERO

“Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar”.  Hasta Antonio Machado lo tenía claro ¡haz un crucero!

De todos los viajes que puedo recomendar desde Viajamor cuando la gente me pide consejo, un crucero es siempre la primera opción para los indecisos. No solo es apto para todos los públicos sino que, además, ofrece un todo en uno, difícil de superar por los viajes tradicionales. Además, ¿hay algo mejor que flotar entre lujo, diversión y comida? Por si tienes dudas, te voy a dar 7 razones para que te animes a convertirte en un crucerista empedernido:

Conoces muchos destinos, pero haces un solo viaje: ¿qué es lo peor de los viajes? Los controles del aeropuerto, los embarques, desembarques, eso de vestirte y desvestirte en cada control y los retrasos.  ¿Y lo segundo peor? Pues claaaaro ¡las maletas! Pero que sepas que con un crucero todos estos inconvenientes habrán pasado a la historia. El barco te lleva hasta cada destino sin que tengas que pasar por el infierno de las escalas, los coches de alquiler o las esperas interminables. Además, solo tienes que hacer la maleta una vez. Toda tu ropa se queda bien colgadita y colocadita en el barco mientras tu trotas de una ciudad a otra, sin preocuparte por nada y sin arrastrar 20 o 30 kilos sobre ruedas, por medio mundo.

Hay cruceros para todos los gustos y de todos los tamaños: la lista es interminable. Hay cruceros temáticos, familiares, infantiles o románticos, en barcos de vela, en barcos de 4 plantas… da igual, tú pide y se te concederá. Si viajas con tu familia, con amigos o incluso solo, no importa, siempre hay una alternativa para ti. Otra gran opción que cada vez gana más adeptos son los cruceros fluviales, no solo te dan un punto de vista diferente de algunas de las ciudades más famosas del planeta, si no que, además, podrás conocer de una forma cómoda y original sus ríos más emblemáticos.

Son unas vacaciones comodísimas: olvídate de estar pensando dónde cenar y comer cada día o qué excursión hacer. En un crucero no solo tienes la posibilidad de tener todo incluido hasta el punto de poder ir por el barco sin llevar un duro encima. También puedes contratar todas las excursiones cuando reservas tu viaje, de manera que no tendrás que ponerte a decidir qué rutas hacer, dónde comer, qué ver o a qué dedicar tu tiempo libre. Tampoco tendrás que estar bailando al son que tocan otros ¿Cuántas veces has ido de viaje y tu acompañante quiere hacer una cosa y tú, otra? en un crucero eso no te va a pasar porque hay opciones de entretenimiento para todos: compras, descanso, lectura, juegos, deporte…si decides no hacer nada será solo porque tu quieres.

Haces amigos de todos los rincones del mundo: conocerás gente en las fiestas, en las excursiones, en la piscina o en las cenas. En el barco solo hay gente de vacaciones, amantes de los viajes y con ganas de pasarlo bien. Por lo tanto, tenéis tanto en común que en cualquier momento te ves hablando con un completo desconocido como si fueseis amigos de toda la vida. Además, te encuentras personas de todas las nacionalidades por lo que podrás aprender un montón de cosas de otras culturas. Nunca me cansaré de insistir en que un crucero es una de las mejores opciones para todos aquellos que viajan solos. Si quieren relajarse a su aire pueden hacerlo, pero si deciden socializar, en el barco encontrarán muchas opciones para conocer gente nueva.

Tienen una calidad – precio inmejorable: piénsalo, si sumas todos los gastos de un viaje convencional: hotel + comidas + espectáculos + excursiones el resultado es desalentador. En cambio, si sabes buscar bien, encontrarás ofertas de cruceros donde tendrás todo esto por menos de 300 € la semana. Puedes visitar hasta 4 países diferentes en viajes de 10 u 11 días con todo incluido a precios realmente alucinantes. Y que conste que no es por barrer para casa, pero las mejores ofertas de cruceros las vas a encontrar siempre en Viajamor.

Diversión asegurada: en un crucero siempre hay algo que hacer. Casinos, bares, discotecas, espectáculos…En algunos de los nuevos barcos puedes patinar sobre hielo ¡e incluso hacer surf en piscinas de olas artificiales! Hay teatro, circo, magia, cabaret y hasta rings de boxeo. Vamos, que si no encuentras algo que hacer será que lo tuyo es el ganchillo en el sofá de tu casa.

Volverás como nuevo: prácticamente todos los cruceros están equipados con spa, zonas deportivas, piscinas y todo lo que necesitas para equilibrar cuerpo y mente. Te lo aseguro, no hay nada como pasar unos días entre las burbujas del champagne y las del jacuzzi, antes de afrontar de nuevo la rutina.

Porque estarás siempre junto al mar, porque es divertido, porque supone una aventura, porque nunca estás solo si no quieres y porque es un lujo accesible, este año, para tus vacaciones, ya sabes ¡leva anclas!

Mer

Si ya has hecho un crucero o si quieres hacerlo, no dudes en compartir tus sugerencias, consejos o dudas conmigo.

Los mejores cruceros al mejor precio en Viajamor.

 

¿Te gustó esta información? Compártela con tus amigos!!