NORTEAMÉRICA: EL ASOMBRO DEL REENCUENTRO

Se dice con cierta picardía, que la mejor forma de combatir una tentación es sucumbiendo a ella. Y viajar, sin duda, es una de nuestras tentaciones primordiales, allí juntito a la mítica manzana del Edén, caer en la tentación de viajar no es pecado, más bien es virtud terrenal.

A ver, cierra los ojos e imagínate a ti mismo, en muy buena compañía, levantando vuelo y aterrizando en, digamos “La Gran Manzana”, New York, merecidamente llamada por algunos “la capital del mundo” y por otros “el ombligo del mundo”.

 

No dejes de leer mi anterior entrada: UN MORDISCO A LA GRAN MANZANA

 

No hay que intimidarse por el idioma, allí viven casi 4 millones de hispanohablantes, y si eso no te llama la atención, pues tranquilo, que también hay más de 15 millones que hablan inglés (o algo parecido según los británicos).

Mientras esperas en la fila de inmigración a tu llegada, ve a tu alrededor. A lo mejor te sorprende que no haya ninguna terminal con el número 13, pero tampoco encontrarás un piso con ese número en la mayoría de los edificios, con excepción del ultra famoso NY Empire State. ¿Curioso, no? La gente y sus creencias.

Para mí, los mejores adjetivos para describir a NY son: multi y maxi. Una ciudad hiperbólica. El Aleph del argentino Borges seguramente se encuentra allí, en alguna de sus calles o escaleras. Pero lo sorprendente, maravilloso y atractivo no solo lo encontrarás en NY, sino en todos los sitios que le quedan por allí cerca: Boston, Quebec, Montreal, Ottawa Toronto, las Cataratas del Niágara, Washington y Filadelfia nada más como muestra.

 

 

¿Te imaginas si en cosa de pocos días uno pudiera viajar a todos esos lugares que quedan a escasas horas de carretera unos de otros?

Pues soñar es gratis y los sueños pueden hacerse realidad. ¡Cosa de ganas y manos a la obra!

Norteamérica está allí, intrigante, seductora y atractiva con algún toque intimidante. Desde niños hemos visto a ese símbolo de la libertad y la hermandad, en forma de dama con corona y antorcha. Fue un regalo de Francia a los Estados Unidos y ahora pudiera decirse que es el símbolo de los pueblos libres del mundo.

Era lo primero que veían los inmigrantes al llegar. Esa maravilla fue construida casi totalmente gracias a las donaciones de los ciudadanos franceses y estadounidenses.

Por cierto, la nariz de la Libertad mide más de dos metros ¿Lo sabías?

Dicen que en NY se come más pasta que en Italia y se bebe más vino que en Paris…¿Será cierto? Pues habrá que ir allá a comprobarlo personalmente.

Es que no hay palabras suficientes para describirla con alguna precisión, porque NY no se parece a ningún otra lugar y a la vez se parece al mundo entero. Las curiosidades nunca se acaban allí.

Un poco más allá, en el fronterizo Estado de Massachusetts, encontramos a Boston, diríase que el propio centro de las primeras colonias americanas.

Es una ciudad que combina armoniosamente lo histórico con lo actual. Hay que perderse a caminar por sus calles siguiendo el llamado “Boston Trail”, un auténtico viaje al comienzo de la historia republicana americana. Uno encuentra universidades, institutos educativos de toda clase, templos de todos los credos y una mezcla de estudiantes, eruditos, trabajadores, empleados que lo deja sin aliento. La ciudad en sí es bastante pequeña, tendrá apenas unos 700 mil habitantes, pero su área metropolitana (Greater Boston) cuenta con 5 millones de almas y comprende 14 ciudades. Cambridge, al otro lado del Charles River, es quizá la más conocida por albergar la famosa Universidad de Harvard. Allí todo respira academia, religiosidad y bullicioso espíritu estudiantil. Dicen que quién la visita una vez, no puede dejar de regresar. Y siempre la encontrará vibrante y renovada.

Desde Boston se puede viajar cómodamente por tierra al vecino Canadá. Otro mundo, otros paisajes…y otro idioma… Pero bueno, que hasta acá dejo esta historia por hoy, en una próxima entrega continuaré contándote las maravillas que puedes encontrar por estas ciudades.

 

Y si ya leíste, decídete a Viajar, contáctanos ya mismo por info@viajamor.com y descubre todas las increíbles ofertas que tenemos para descubrir el noreste de los Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *